Novedades UIPBA

La UIPBA rechaza la reducción de los reintegros de exportación

14/08/2018 La UIPBA, presidida por Martín Rappallini, desaprueba la decisión del Gobierno nacional de reducir el 66% de los reintegros a la exportación.

La Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA), presidida por Martín Rappallini, desaprueba la decisión del Gobierno nacional de reducir el 66% de los reintegros a la exportación, y reclama una rectificación de la medida que se implementa en un momento de crisis del sector productivo que se desató a partir de la fuerte presión impositiva, la reducción del mercado interno y el desfinanciamiento de las fábricas bonaerenses. Precisamente, dada la coyuntura actual, la entidad considera que es momento de fortalecer la política de fomento a las exportaciones.

Al día de hoy, los reintegros que van del 0.5 % al 9.5 %, solo cubren una parte de la incidencia impositiva que oscilan entre el 10 y 16 %. La diferencia es un sobre costo que hoy asume el exportador industrial. Recordemos que los reintegros son la devolución de la incidencia fiscal a la exportación de bienes y servicios.

En este caso, estamos aumentando ese costo de una manera significativa, contrariamente a la máxima del comercio internacional, la cual indica que “no se pueden exportar impuestos si queremos desarrollar el mercado de exportaciones”.

La UIPBA pide a las autoridades nacionales una urgente marcha atrás en esta materia, dado que desalienta la actividad exportadora de las industrias de la provincia de Buenos Aires, en un contexto en el cual es fundamental la generación de dólares por esta vía. Además, disminuye la  capacidad de afrontar el desafío que el propio Gobierno había planteado de salir a competir en el mundo.

La entidad alerta que el incumplimiento de los compromisos del Ejecutivo nacional en materia de reintegros provocará una mayor recesión en la cadena de valor industrial, con graves consecuencias en el empleo, además de instaurar un clima de inseguridad jurídica en materia de negocios ante los cambios en las reglas de juego.

Las magras condiciones de competitividad, provocadas principalmente por un conjunto de variables que afectan al producto fuera de los portones de las fábricas, se verán seriamente afectadas por la reducción de reintegros, una herramienta que permitía atenuar la presión tributaria y que reducía la inaceptable exportación de impuestos.

“Es inadmisible que mientras algunos funcionarios nacionales admiten que la industria atravesará una fuerte recesión en los próximos meses, un sector del Gabinete económico tome medidas que ponen en jaque a las fábricas que exportan y que son parte de la solución a la crisis cambiaria actual, ya que tienen la capacidad de exportar valor agregado y generar dólares genuinos para el país”, se lamentó Rappallini.